En busca de un unicornio en la Catalunya Sud

En busca de un unicornio en la Catalunya Sud

Armand Bogaarts no le pone límites a la ambición: «A ver si somos capaces de crear un unicornio en diez años». Igual que los animales mitológicos, los unicornios son conocidos en el mundo del emprendimiento como aquellas empresas startup valoradas en más de 1.000 millones de dólares antes de su salida a Bolsa.

Facebook, Airbnb, SpaceX, Spotify o Uber son algunos de los unicornios históricos más conocidos. Idealista, que con 20 años de trayectoria tiene poco ya de startup, pero que hace pocos días ha dado la campanada tras su compra por 1.321 millones de euros por parte del fondo sueco EQT, podría ser el ejemplo más reciente. Ahora, Bogaarts quiere encontrar un unicornio en el sur de Catalunya. Aunque, como señala, más que encontrarlo, quiere ayudar a crearlo.

Le acompañan en este proyecto Marc Arza, Xavier Càmara, Miquel Mora, Enric Ginovart y Joel Vicient, socios todos ellos de StartSud, que se presenta como «el primer venture builder de la Catalunya Sud». La idea partió de una conversación entre Marc Arza y Miquel Mora, el único de todos ellos que no reside en la demarcación de Tarragona, aunque su cercana Vilafranca del Penedès tiene sin duda conexiones con el Camp de Tarragona.

Este ‘venture builder’ impulsará hasta media docena de proyectos cada seis meses

«Un venture builder no es nada nuevo, pero todavía no había ninguno en la Catalunya Sud, y Reus era un buen lugar para ello», explica Marc Arza. El componente territorial es algo prioritario en este proyecto. «A todos los que estamos en StartSud nos importa el sur de Catalunya», explica Armand Bogaarts. «Tenemos grandes multinacionales -prosigue-, pero sus centros de decisión están lejos».

«Por contra -añade-, el tejido industrial local es muy limitado: no hay ninguna empresa local que supere los 1.000 millones de euros. Por eso creemos que tenemos que hacer territorio desde el sector privado, no desde el público, y tener confianza en que el talento se quede aquí, confianza en construir un ecosistema emprendedor».

«Esto es posible en este territorio -asegura Bogaarts-, porque lo tiene todo. Una gran baza es la calidad de vida, y podemos atraer mucho talento internacional. Es cuestión de creérselo».

Con sede en la ciudad de Reus, StartSud se mueve en las fronteras de una red de Business Angels, una aceleradora de empresas y un equipo de emprendedores. Porque, en su caso, la idea de negocio la ponen los seis socios que integran StartSud, a partir de modelos que ya funcionan en otros lugares, pero también a partir de ideas que aporten otros emprendedores o empresas colaboradoras que quieran entrar en el mundo del emprendimiento corporativo.

«Buscamos negocios de base digital -explica Marc Arza-, muy escalables y que requieran una primera inversión con un importe bajo, en sectores con fuerte implantación en la Catalunya Sud, como son el Turismo y el Agroalimentario».

A partir de ahí, StartSud constituye un equipo fundador para llevar adelante el proyecto, con emprendedores en potencia que busquen la oportunidad de liderarlo, a los cuales proporcionan acompañamiento y formación (como sucedería en una aceleradora), mediante una quincena de profesionales locales especialistas en diversas áreas (marketing, management…), además de una inversión mínima de hasta 15.000 euros por proyecto para hacer posible construir el mínimo producto viable (MVP), lanzarlo al mercado, probarlo y llegar a las primeras ventas y clientes.

Ciclos de seis meses
Los potenciales emprendedores en esta primera fase que arrancará a principios de octubre surgirán de la celebración del ‘Startup Weekend’, un evento que se celebrará durante el último fin de semana de septiembre en las instalaciones de Jungle Trek en Tarragona, y en el cual una treintena de potenciales emprendedores preseleccionados se distribuirán por grupos y empezarán a trabajar en los proyectos a su elección, demostrando sus habilidades y fortalezas para trabajar en equipo.

StartSud tiene abiertas las inscripciones para participar en su ‘Startup Weekend’, que se celebrará el último fin de semana de septiembre. En él se seleccionarán los potenciales emprendedores que liderarán los primeros proyectos que impulsará y acompañará este ‘venture builder’.

 

El paso final es el acceso a una primera ronda de financiación a partir de redes de Business Angels y Venture Capital (capital riesgo), tras lo cual el proyecto despegaría (de la misma forma que sucede en el momento de abandonar una aceleradora), conservando StartSud participaciones accionariales en él, igual que lo haría el equipo de emprendedores que lo haya encauzado, y que en una primera fase siempre se buscará que tenga una participación mayoritaria.

En total, cada proyecto impulsado y acompañado por StartSud se debería desarrollar en un ciclo de seis meses, con capacidad para acompañar de forma simultánea hasta seis proyectos (cuatro de propios y un máximo de dos corporativos), lo cual implica un máximo de una docena de proyectos al año, con un presupuesto anual de unos 100.000 euros (50.000 euros por semestre).

Noticia publicada a Diari de Tarragona.

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant, està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, punxi l'enllaç per a major informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies